Paseos

México: 10 rincones imperdibles de Yucatán

En la región sureste de México, en la Península de Yucatán, el estado homónimo tiene mucho para ofrecer. Estos son sus imperdibles...

Chichén Itzá.

La zona arqueológica de Chichén Itzá fue declarada Patrimonio de la Humanidad por su importancia histórica y cultural, además de haber sido declarada una de las “Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno”.

El sitio fue construido en el periodo posclásico Maya, pero pese a ser uno de los centros ceremoniales más representativos de esta cultura, muestra claras influencias toltecas, que pueden verse en la figura de Kukulkán, quien posee grandes similitudes con Quetzalcóatl.

La presencia de un cenote y muchos más en sus alrededores, no es algo fortuito, pues el mismo nombre indica que al asentarse su población, ya existían estas cavidades que creían eran un vínculo entre la tierra de los vivos con el mundo espiritual.

Mérida.

La capital de Yucatán enamora con sus coloridas casonas y edificios coloniales; calles y avenidas, como el Paseo Montejo; y sitios de gran interés como el Gran Museo del Mundo Maya, considerado como el espacio cultural más importante de Latinoamérica.

Otros puntos a tener en cuenta son el zócalo, la Catedral, el Museo Regional de Antropología y los barrios Santa Ana, con la calle 60 y su iglesia construida sobre basamentos mayas, así como García Ginerés, uno de los desarrollos más antiguos de la ciudad, hogar del Parque de las Américas, espacio para el relax o para hacer ejercicio.

Valladolid.

Bautizado como “la perla del oriente maya”, por ubicarse en medio de las dos ciudades turísticas más importantes de la península de Yucatán: Mérida y Cancún, el Pueblo Mágico de Valladolid es otro destino imperdible.

Quien llegue a este destino deberá recorrer los barrios de La Candelaria, San Juan, Santa Ana y Sisal, donde aparecen templos y exconventos, como el de Santa Lucía y San Bernardino; caminar la Calzada de los Frailes y llegar hasta el Museo de San Roque. En el camino los visitantes descubrirán casonas como la de los Venados, con una colección de casi tres mil piezas de arte folclórico.

Imperdible la visita a la caverna Zací, en pleno corazón de la ciudad; y las escapadas cercanas al sitio arqueológico de Ek Balam, Chichén Itzá o Cobá; o a los cenotes como Oxman o Suytun.

Izamal.

Un Pueblo Mágico al que también se le conoce como la ciudad “De las 3 culturas”, por concentrar el legado prehispánico, construcciones de la época colonial y una vida actual muy dinámica.

Esta ciudad destaca también por ser el único centro ceremonial habitado y por contar con un sitio arqueológico.

Además, es un destino muy instagrameable, ya que sus edificios son de color amarillo.

Kabáh.

De arquitectura Puuc que desarrollaron los mayas en esta zona, el sitio arqueológico de Kabáh es uno de los pocos que conservan su nombre original.

Aunque solo se han reconstruido una parte de los edificios, la complejidad de las estructuras es tal que se considera que fue una ciudad comparable a Uxmal, con la cual está estrechamente relacionada.

El edificio más destacado es el Codz Poop o Palacio de los Mascarones, adornado con más de 250 representaciones de Chaak, dios de la lluvia. Muy cerca se encuentra El Palacio, el más grande .

Río Lagartos.

Morada de los flamencos rosados que visitan entre enero y septiembre sus manglares para completar su ciclo de reproducción, el río Lagartos es un destino para los amantes de la naturaleza.

De hecho, fue declarado Refugio de Fauna Silvestre por el Gobierno Mexicano, por lo que es posible avistar en recorridos organizados otras especies como faisanes, venados cola blanca, jaguares y, por supuesto, lagartos.

Como corolario, los visitantes disfrutarán de un revitalizante baño maya en aguas con alta concentración en sales y minerales. O podrán conocer un ojo de agua donde se juntan el agua dulce de las lluvias con el mar, que es conocido como Chiquilá.

Y si el deseo es continuar la aventura, entonces recomendamos visitar un sitio muy cercano: Las Coloradas, con aguas rosas.

Sisal.

Se trata de otro Pueblo Mágico que adquirió popularidad por haber sido un puerto comercial muy importante en la época colonial.

Hoy en día es reconocido por ser una de las zonas de gran influencia biológica para el Caribe, donde hacer excursiones en lancha en busca de playas de arenas blancas y saborear las delicias que nos provee el mar.

Sayil.

La zona arqueológica comprende los vestigios de una de las ciudades más antiguas de la región Puuc, ubicada en un valle largo de bajas colinas escarpadas donde se construyeron “chultunes”, depósitos que servían para almacenar agua de lluvia.

Sin embargo, lo más representativo de Sayil son los hallazgos del Gran Palacio y el Mirador, con mascarones tallados sobre piedra que representan el rostro de Chaac, fácil de identificar por su lengua de fuera y su nariz en forma de trompa de elefante.

Uxmal.

Uno de los yacimientos arqueológicos más importantes de la Cultura Maya, Uxmal despliega palacios bajos y horizontales, esculturas decorativas muy detalladas elaboradas con miles de pequeñas piedras perfectamente pulidas y ajustadas que forman mosaicos geométricos de una perfección no igualada en toda la zona maya.

La gran cantidad y variedad de edificios que tiene hablan de la complejidad social del centro político, económico y social, ya que lo conforman 15 grupos de edificaciones distribuidos de norte a sur, en una extensión de aproximadamente 2 kilómetros.

Muna.

Al oeste del estado, Muna está rodeado por la selva habitada por especies vegetales como chechem, chaya y flamboyán. También es común encontrarse en el camino con iguanas.

A pesar de que siempre ha sido una comunidad pequeña, ahí se establecieron algunas comunidades de europeos quienes construyeron templos religiosos y capillas con la finalidad de evangelizar a los indígenas.

Temas relacionados