Maravillas de Colombia

5 destinos para hacer avistamiento de aves en Colombia

Para los amantes de la naturaleza, les presentamos 5 destinos para hacer avistamiento de aves en Colombia luego de superada la crisis por el coronavirus.

Por cuarta vez consecutiva, Colombia se llevó el título del Campeonato Mundial de Observación de Aves, más conocido como Global Big Day. Su biodiversidad en fauna y flora la convierte en un lugar donde se pueden avistar más de 1921 aves, las cuales representan el 20% de la especie en todo el mundo. Por eso, desde Viajando, les presentamos 5 destinos para hacer avistamiento de aves en Colombia.

Embed

PARQUE NACIONAL NATURAL TATAMÁ, RISARALDA, CHOCÓ Y VALLE DEL CAUCA.

En los alrededores de la Cordillera Occidental fluyen cascadas, crecen frailejones y habitan aves inimaginables; son 51 familias, de 270 géneros y 402 especies las que se pueden observar en medio de un paraíso natural. Las familias con mayor representatividad son las Tyrannidae, Thraupida y Trochilidae.

Para llegar al parque se puede partir desde Pereira o Manizales, tomar la carretera que conduce a Santuario y después el camino a la vereda Los Planes de San Rafael. A partir de allí, pasar por la cabaña del Ministerio del Medio Ambiente que conduce a la región de los páramos. El recorrido se demora entre seis a ocho horas.

Aunque no hay cadenas de hoteles para hospedaje, la Corporación Autónoma Regional de Risaralda tiene una propiedad en la Vereda San Rafael, en la que se pueden alojar aproximadamente 40 personas.

PARQUE NACIONAL NATURAL URAMBA BAHÍA MÁLAGA, VALLE DEL CAUCA.

En el mar Pacifico no solo se pueden observar ballenas, también es un lugar especial para el avistamiento de aves. Con un reporte de 107 especias, en bahía Málaga se podrán encontrar garzas, pelícanos, la tijereta fregata, el chango, la caga manteco, el martín pescador, la collareja, la gaviota y el pato cuervo, entre otras especies exóticas.

El tiempo.jpeg
PARQUE NACIONAL NATURAL URAMBA BAHÍA MÁLAGA.
PARQUE NACIONAL NATURAL URAMBA BAHÍA MÁLAGA.

SENDERO LA CRISTALINA, SANTA MARÍA, BOYACÁ.

Según un estudio realizado durante ocho años por la Corporación Autónoma Regional de Chivor, Corpochivor, en los 25 municipios pertenecientes al suroriente de Boyacá, hay 548 especies de aves, entre residentes y migratorias, de las cuales 14 están en condición de amenaza. El sendero La Cristalina está apoyado por la red Avívate, una iniciativa que tiene el fin de impulsar el turismo de avistamientos de aves en la región.

Algunas especies representativas se encuentran distribuidas en 14 senderos del suroriente boyacense, el periquito aliamarillo se encuentra en el municipio de Garagoa y, el águila crestada, en El Varal.

BirdsColombia.jpg
Periquito Aliamarillo.
Periquito Aliamarillo.

RESERVA NATURAL LAGUNA DE SONSO, VALLE DEL CAUCA.

A 10 kilómetros al suroccidente de Buga, llegan aves migratorias que durante el invierno viajan desde el norte de América a resguardarse del frío. Aficionados y profesionales han reconocido a esta reserva como uno de los sitios de mayor atractivo por la riqueza de su avifauna. El periquito de anteojos, el atrapamoscas apical, la viudita común, el buitre de ciénaga, el pato crestudo, o el cardenal pantanero son algunas de las especies 300 especies conocidas de esta zona.

Birds Colombiaa.jpg
Pato Crestudo
Pato Crestudo

FINCA HOTEL RESERVA NATURAL MURURITO, META.

A menos de dos horas de Puerto Gaitán, Meta, se extiende una finca-hotel junto al río Manacacias de 2000 hectáreas. Bosques, caños, lagunas, sabanas, esteros y serranías albergan toda clase de mamíferos, reptiles y, por supuesto, aves. Casi el 40 % de las aves del país se pueden encontrar en los llanos, y casi todas se pueden ver desde este lugar. Los ibis escarlata, el búho de madriguera y los pico tijera, pueden ser una la compañía ideal en unas vacaciones pospandemia.

Embed

Postea en tu Facebook