Abriría en 2027

Un hotel de lujo en el espacio a US$ 5 millones las 3 noches

Se trata del Voyager Station, que reunirá un hotel en el espacio con habitaciones, villas, restaurante, bar, gimnasio y sala de conciertos.

Voyager Station será el primer hotel de lujo construido en el espacio, que también tendrá villas, lugares para el esparcimiento y espacios orientados a otros usos (empresas, fabricantes, agencias espaciales etc.). La colosal obra sería inaugurada en 2027.

La forma de la estructura se asemejará a una noria que girará para producir diferentes niveles de gravedad artificial en base al incremento o disminución de la velocidad de rotación. Esto permitirá habitar el lugar como si fuese en la Tierra. Así, los viajeros podrán hacer uso normal, sin tener que sujetarse para no flotar, de las comodidades de los cuartos y las áreas públicas.

El Voyager, que será construido por Orbital Assembly Corporation, consistirá en un hub de acoplamiento diseñado para albergar la nave espacial visitante y para descargar pasajeros y carga. Luego estará el anillo habitacional con módulos presurizados, conectados y grandes.

See the Inside of the Voyager Station and How to Help Us Make it Happen

Los módulos vendrán en una variedad de configuraciones, incluyendo uno para energía de aire y agua, otro para el gimnasio y montaje, cocina, restaurante y bar, para villas, hoteles o actividad comercial.

La nueva estación estará preparada para alojar a 400 personas, pero se apunta a que el primer año sólo desembarcarán unos 100 turistas por semana, una cifra que incrementaría año tras año.

En cuanto a las comodidades para los turistas, el Voyager ofrecerá villas de lujo que se podrán reservar por una semana, alquilar por un mes o comprar como casa de vacaciones. De 500 m², contarán con cocinar, tres baños y capacidad para hasta 16 personas.

Las suites, por su parte, estarán disponibles para una estadía desde tres días o un mes. De 30 m² ofrecerán baño privado y capacidad para hasta dos personas.

Las instalaciones de alojamiento, todas con ventanales hacia el espacio, se completarán con un gimnasio que por la noche se transformará en una sala de conciertos, restaurante (las entregas de alimentos serán quincenales) y bar.

Históricamente, un viaje hacia el espacio costaba hasta US$ 25 millones. Ahora se estima que el costo de la estadía por tres días será de US$ 3 millones aunque se apunta a reducir el valor.

Temas relacionados