Estudio científico

Covid-19: ¿Es mejor el test rápido de antígenos o el PCR?

Un estudio determinó las ventajas y desventajas de los tests rápidos de antígenos y las pruebas PCR para detectar Covid-19.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA, por sus siglas en inglés) le pidió a Oxera-Edge Health, que estudie la fiabilidad de las pruebas de antígenos para detectar Covid-19 y las ventajas y desventajas con relación a las pruebas PCR. ¿Cuáles fueron las conclusiones?

  • Los test rápidos de antígenos son precisos porque “proporcionan resultados ampliamente comparables a las pruebas de PCR para identificar con precisión a los viajeros infectados con Covid-19. La prueba de antígeno BinaxNOW, por ejemplo, solo detecta un caso positivo en 1000 viajeros (según una tasa de infección del 1% entre los viajeros). Y tiene un rendimiento similarmente comparable a las pruebas de PCR en niveles de falsos negativos”.
  • También son convenientes debido a que los “tiempos de procesamiento de las pruebas de antígenos son 100 veces más rápidos que los de las pruebas de PCR”.
  • Finalmente son rentables porque las pruebas de antígenos “son, en promedio, un 60% más baratas que las pruebas de PCR”.

Los tests rápidos para el turismo.

Alexandre de Juniac, director General y CEO de IATA, comentó que “reiniciar la aviación internacional impulsará la recuperación económica de Covid-19. Junto con las vacunas, las pruebas desempeñarán un papel fundamental a la hora de dar a los gobiernos la confianza necesaria para reabrir sus fronteras a los viajeros. Para los gobiernos, la máxima prioridad es la precisión a la hora de detectar Covid-19. Pero los viajeros también necesitarán pruebas para que sean convenientes y asequibles. El informe Oxera-Edge Health nos dice que las mejores pruebas de antígenos de su clase pueden marcar todas estas casillas. Es importante que los gobiernos consideren estos hallazgos al hacer planes para un reinicio”.

En un comunicado, la IATA explica que los requisitos de prueba “están actualmente fragmentados, lo que confunde a los viajeros. Además, muchos gobiernos no permiten las pruebas rápidas. Si las únicas opciones disponibles para los viajeros son las pruebas PCR como documento que asegura que no tiene Covid-19, éstas conllevan importantes desventajas e inconvenientes en cuanto a costos. Y en algunas partes del mundo, la capacidad de prueba de PCR es limitada, y la primera prioridad se asigna correctamente al uso clínico”.

Para De Juniac, “los viajeros necesitan opciones. La inclusión de la prueba de antígenos entre las pruebas aceptables ciertamente fortalecerá la recuperación. Y la especificación de la UE de pruebas de antígenos aceptables ofrece una buena base para una armonización internacional más amplia de las normas aceptables. Ahora necesitamos que los gobiernos implementen estas recomendaciones. El objetivo es tener un conjunto claro de opciones de prueba que sean médicamente efectivas, económicamente accesibles y prácticamente disponibles para todos los posibles viajeros”.

Impacto de los costos de los PCR sobre los viajes.

Según el informe Oxera-Edge Health, el costo de las pruebas de PCR puede alterar por completo la economía de los viajes. “Una familia de cuatro personas que viaje desde el Reino Unido a las Islas Canarias, por ejemplo, realizará un total de 16 pruebas a un costo total de alrededor de £ 1.600 o € 1.850, una prima del 160% sobre la tarifa aérea promedio”, dice el estudio y prosigue: “Un viaje de negocios típico de Londres a Fráncfort ve un aumento de costos del 59% con el requisito de la prueba de PCR".

El modelo muestra que, basándose en cinco rutas estudiadas (Londres/Nueva York, Londres/Fráncfort, Londres/Singapur, Reino Unido/Pakistán y Manchester/Islas Canarias), el impacto en los costos de las pruebas de PCR reducirá la demanda en un promedio del 65%”. “Reemplazar la PCR con pruebas de antígenos aún tendría un impacto en los costos sobre la demanda, pero al 30%. Las barreras financieras frenarán el sentimiento de los viajeros, que ya muestra cierta debilidad. En una encuesta de viajeros realizada en febrero, el 58% dijo que viajarán menos por placer una vez que la pandemia esté contenida. En la misma encuesta, el 62% de los viajeros de negocios dijeron que viajarían menos”, afirma el estudio.

Escasez de PCR.

Además de los tiempos de procesamiento, dramáticamente más cortos para las pruebas de antígenos en comparación con la PCR, el informe también señaló la escasez de pruebas de PCR. “La capacidad de prueba de PCR de repuesto actual en el Reino Unido, por ejemplo, cubriría solo el 25% de los niveles de pasajeros de 2019. Esto podría causar cuellos de botella a medida que aumente el número de pasajeros. Agregar la prueba de antígenos como una opción aceptable ayudaría a aliviar esto”.

Michele Granatstein, socio de Oxera, opinó que: “Cuando los viajes internacionales vuelvan a abrir, es probable que las pruebas sigan siendo parte de la estrategia para controlar Covid-19. El tipo de régimen de prueba elegido marcará la diferencia en la rapidez con la que se recupera la industria de viajes. La elección de una prueba rápida sería un verdadero impulso para la comunidad mundial de viajes y negocios internacionales, y nuestra investigación muestra que puede ser tan efectiva como otros regímenes de prueba y tan efectiva como una cuarentena de diez días”.

Finalmente, De Juniac afirmó: “Ya estamos viendo que las pruebas rápidas se están convirtiendo en algo común en entornos que no son viajes, como escuelas y lugares de trabajo. Extender su uso a los viajes es un paso lógico. La ciencia respalda esto. En condiciones del mundo real, las pruebas de antígenos son tan eficaces para detectar Covid-19 como las pruebas de PCR para reducir el riesgo de transmisión transfronteriza. Mientras tanto, el costo y la burocracia de las pruebas de PCR añaden enormes cargas a las familias y empresas que buscan viajar. Estas son consideraciones importantes en la preparación para un reinicio exitoso”.

Temas relacionados