COVID-19

LATAM AIRLINES. Crisis y concurso de acreedores

El concurso de acreedores se concreta en Estados Unidos, y alcanza a la filial local de Latam Airlines y a las de Chile, Perú, Colombia y Ecuador; pero deja afuera a las de Argentina, Paraguay y Brasil.

La operadora aérea más grande de la región, Latam Airlines Group, se ha sometido de modo voluntario a la protección del concurso de acreedores contemplado en el Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos. La decisión alcanza a la filial local, es decir la de Estados Unidos, como así también a las de Chile, Perú, Colombia y Ecuador. Pero deja afuera del proceso a las de Argentina, Paraguay y Brasil. “A la luz de los efectos de Covid-19 en la industria de la aviación mundial, este proceso de reorganización brinda a Latam la oportunidad de trabajar con los acreedores del grupo y otras partes interesadas para reducir su deuda, acceder a nuevas fuentes de financiamiento y continuar operando, mientras que permite al grupo transformar su negocio a esta nueva realidad”, afirmó la compañía en un comunicado.

En el texto, el CEO de Latam Airlines Group, Roberto Alvo, consideró: “Latam ingresó a la pandemia del Covid-19 como un grupo de aerolíneas saludable y rentable, sin embargo, circunstancias excepcionales han llevado a un colapso en la demanda global y no solo han llevado a la aviación a un punto muerto virtual, sino que también han cambiado la industria en el futuro previsible. Hemos implementado una serie de medidas difíciles para mitigar el impacto de esta interrupción de la industria sin precedentes, pero en última instancia, este camino representa la mejor opción para sentar las bases correctas para el futuro de nuestro grupo de aerolíneas. Estamos mirando hacia un futuro posterior al Covid-19 y estamos enfocados en transformar a nuestro grupo para que se adapte a una nueva y evolutiva forma de volar, con la salud y la seguridad de nuestros pasajeros y empleados primordiales”.

DETALLES DEL CONCURSO DE LATAM AIRLINES.

Por lo pronto, el grupo se aseguró una financiación inmediata extra aportada por tres de sus socios principales, las familias Cueto y Amaro, y Qatar Airways, por unos US$ 900 millones. Por otra parte, al momento de la presentación en concurso, el 26 de mayo, el holding mantenía una posición de liquidez de unos US$ 1.300 millones.

Según expresó Latam, el proceso no supone una suspensión de las rondas de negociación con los gobiernos de Chile, Brasil, Colombia y Perú para obtener ayuda financiera y un financiamiento adicional.

“Frente a la crisis más grande en la historia de la aviación, la Junta aprobó este camino a seguir luego de analizar todas las alternativas disponibles para garantizar la sostenibilidad del grupo. Como nos hemos adaptado a nuevas realidades en el pasado, estamos seguros de que Latam podrá tener éxito en el contexto posterior al Covid-19 y continuar sirviendo a América Latina, conectando la región con el mundo”, dijo Ignacio Cueto, presidente de la junta directiva de la compañía.

Finalmente, y mientras inicia el proceso de reorganización, Latam “se compromete a preservar la continuidad de, negocio, especialmente con respecto a los empleados, clientes, proveedores, socios comerciales y comunidades locales”, y por eso continuarán operando y volando. También serán respetados “los boletos actuales y futuros, vales de viaje y millas y beneficios de viajero frecuente, así como las políticas de flexibilidad”. Los empleados del grupo continuarán siendo remunerados y recibirán los beneficios según lo dispuesto en sus acuerdos de empleo. Los proveedores recibirán un pago puntual por los bienes y servicios entregados desde el 26 de mayo de 2020 en adelante y durante todo este proceso.

"Las agencias de viajes y otros socios comerciales no experimentarán interrupciones en sus interacciones con el grupo Latam”, aclaró el comunicado.

Postea en tu Facebook