Chile

Punta Arenas: la otra cara de la Patagonia chilena

Una ciudad llena de historia, patrimonio y actividades que está prácticamente al fin del fundo: Punta Arenas ofrece otro punto de vista de la Patagonia chilena que bien vale la pena una visita.

Todos los años, miles de turistas de distintos países llegan a Chile para conocer la “octava maravilla del mundo”, que es como varios consideran a Torres del Paine. Pero lo que muchos de esos viajeros desconocen es que los atractivos de la región no terminan ahí. Al seguir recorriendo Magallanes, Punta Arenas, la capital regional, es una ciudad llena de historia, hermosos paisajes y lugares únicos, que no se ven en ninguna otra ciudad de la Patagonia.

Antes, Punta Arenas era una especie de “parada obligada”, ya que todos los vuelos de Santiago a la región llegaban a la ciudad. Sin embargo, con la apertura de la ruta directa a Puerto Natales, muchos turistas pasan de ella. Pero recomendar una visita a sus clientes a este destinos puede ser todo un acierto, ya que entrega un punto de vista diferente de lo que es la Patagonia chilena más allá de su naturaleza: aquí está la historia de los primeros inmigrantes, los pioneros de la Patagonia, que vinieron a probar suerte a estos parajes desolados y con condiciones climáticas adversas, quienes -con una tozudez admirable- pudieron incluso traer un pedacito de Europa a estos lados, lo que se ve reflejado en varios y bonitos palacios abiertos al público, que se encuentran en el centro de la ciudad.

Aquí, algunos de sus imperdibles:

braun menendez
El Palacio Braun Menéndez es una muestra del esplendoroso pasado de la ciudad.
El Palacio Braun Menéndez es una muestra del esplendoroso pasado de la ciudad.

Palacio Braun Menéndez

El estilo de vida y los lujos de la elite de Punta Arenas a inicios del siglo XX caracterizan al palacio de la familia Braun Menéndez, transformado hoy en el Museo de Regional de Magallanes, con su mobiliario y ornamentación original, y que es uno de los principales atractivos culturales de la ciudad.

La residencia fue construida entre 1903 y 1906. La diseñó el arquitecto francés Antoine Beaulier, quien también proyectó otros importantes inmuebles de la ciudad, como la cárcel y el cuartel de policía, el batallón de Magallanes, el edificio Violic y la residencia Hiriart.

Fue creado con características de confort y habitabilidad propias del refinamiento de la elite europea de inicios del siglo XX. Este estilo de vida fue imitado por los pioneros magallánicos que hicieron fortuna.

Las visitas cuentan con tours guiados que explican la historia de la casa, la particularidades de su construcción y el contexto social en que se crearon estos bellos palacios que tiene la ciudad.

Tiempo de visita: 2 horas

5. Isla Magdalena.jpg
Isla Magdalena es un santuario de pingüinos, con más de 60 mil ejemplares
Isla Magdalena es un santuario de pingüinos, con más de 60 mil ejemplares

Isla Magdalena – Monumento Natural Los Pingüinos

¿Sabías que en Isla Magdalena habita la segunda colonia de Pingüinos de Magallanes más grande de Sudamérica? Se estima que hay alrededor de 60 mil parejas, y son un espectáculo visual para los amantes de la fotografía. Durante la navegación a la isla también se puede apreciar lobos de mar, cormoranes, skuas y gaviotas australes.

Tiempo de visita: medio día

El dato gastronómico:

7.Kiosko roca.jpg
El Kiosko Roca es un imperdible tanto para turistas como para gente local.
El Kiosko Roca es un imperdible tanto para turistas como para gente local.

El “choripan” del Kiosko Roca

Es un emparedado que se hizo famoso luego de que el Kiosko Roca fuera reconocido como el mejor local tradicional de Chile. Aquí, sólo se vende un sándwich, consistente en un crujiente pan y pasta de chorizo, presentado en dos variedades: choripan (con mayonesa) y el “choriqueso”. Un clásico de la ciudad, que no está completo sin una leche con plátano. Suena pesado, pero la verdad es que la mezcla ha sido probada… y aprobada.

Dirección: Calle Presidente Roca 875

Postea en tu Facebook