AMERICA DEL SUR

Brasil: ¿Qué destino abre para gente que tuvo Covid-19?

Queda en Brasil y es un paraíso de playas, con opciones para los amantes del buceo y la vida rústica.

Fernando de Noronha reabre sus fronteras para los visitantes, quienes como requisito deberán demostrar que han tenido Covid-19 para poder ingresar a este destino de playas de Brasil.

El archipiélago, que pertenece al estado de Pernambuco y que no tienen casos de Covid-19 desde junio, primero habilitó el ingreso de las personas que tienen hogar allí y de investigadores locales.

Ahora el destino insular de Brasil recibirá visitantes que presenten el resultado de una prueba de PCR positivo con al menos 20 días de anticipación a su viaje o el de la prueba serológica que muestre la presencia de anticuerpos de la enfermedad.

Fernando de Noronha no permitirá el ingreso de personas libres de Covid-19, aunque cuenten con un resultado negativo.

En ese contexto, el destino de playas apunta volver a promover la actividad turística con algunas acciones como la realización de la 32º Regata Internacional Recife-Fernando de Noronha, "Refeno 2020", prevista para el 10 de octubre.

¿Qué hacer en Fernando de Noronha?

A 540 km. de Recife (poco más de 1 hora de vuelo), en medio del océano Atlántico, se recuesta el archipiélago de Fernando de Noronha, conformado por 21 islas e islotes que brotan del fondo del mar a una profundidad de 4.000 m.

Declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, este destino de playas de Brasil es un ejemplo de preservación con 26 km² de belleza sin igual, que propone un turismo sustentable y un encuentro respetuoso con el medio ambiente.

Así, los visitantes pueden explorar la isla a través de senderos ecológicos que llevan a miradores que despliegan panorámicas del mar.

FERNANDO DE NORONHA Condecorado pela Unesco como Sítio do Patrimônio Mundial Natural, o Arquipélago de Fernando de Noronha é um dos tesouros do Estado de Pernambuco. Ele é formado por duas unidades de conservação – O Parque Nacional Marinho e a Área de Proteção Ambiental – geridas pelo Governo de Pernambuco e pelo Instituto Chico Mendes de Conservação e Biodiversidade. Desde o primeiro momento, Noronha fascina o visitante, que se depara com o mar verde-esmeralda e o azul-turquesa das baías. Num segundo momento, é a vez do icônico Morro Dois Irmãos e o Morro do Pico despertarem a atenção. Entre as pérolas de Noronha, está a Baía do Sancho, que recebeu, em 2019, o título de melhor praia do mundo pela Traveler’s Choice. Além das praias, o destino reserva experiências imperdíveis em trilhas ecológicas e passeios de barco. Como edificações importantes, a ilha abriga a Igreja N. Sra. dos Remédios (1772), o Palácio São Miguel, sede da administração de Fernando de Noronha, além da Fortaleza de Nossa Senhora dos Remédios (1737). Cerca de 230 espécies de peixes, 15 de corais e mais de 10 tipos de tubarões convivem no ambiente equilibrado do Parque Nacional Marinho. : @hans_fotos #viajedepois #ficaemcasa #borapernambucar #turismope #fernandodenoronha @descubrapernambuco @noronha_oficial @amonoronha

Otras opciones en este enclave de Pernambuco son los paseos en barcos para la observación de delfines, la visita al Parque Nacional Marino y al Museo del Tiburón, además del proyecto Tamar, cuyo objetivo es preservar las tortugas marinas amenazadas.

El archipiélago constituye un verdadero paraíso para los amantes del buceo: sus aguas cristalinas, con una visibilidad de 50 m., permiten al visitante conocer 15 de las 18 especies de corales existentes en el planeta, así como corales, delfines, tortugas y tiburones.

El surf es otro de los deportes muy usuales: entre diciembre y febrero, Fernando de Noronha recibe surfistas que disfrutan de olas de hasta los 5 metros.

Por último, uno de los planes más frecuentes es mirar la puesta del sol en sitios como el Fuerte de Boldró, el Mirante Dois Imãos y las playas Conceição e do Porto.

Playas de Fernando de Noronha.

Para tener una idea de cómo son las playas en Fernando de Noronha, éstas dividen entre las de “mar de fora”, las que dan de cara al océano; y las de “mar de dentro”, que miran hacia territorio de Brasil, protegidas de los vientos, con aguas más calmas.

Brasil Fernando de Noronha.jpg
Fernando de Noronha (Brasil) es un santuario de naturaleza, donde ver a las tortugas que llegan al mar.

Fernando de Noronha (Brasil) es un santuario de naturaleza, donde ver a las tortugas que llegan al mar.

La Baía do Sancho suele ocupar el primer puesto en los rankings de belleza brasileños: se trata de una bahía aislada a la que se puede acceder por una inverosímil escalera tallada en las empinadas rocas con impactantes vistas del paisaje, escalando, o por mar desde embarcaciones que se detienen justo en frente. Sus arenas claras y su vegetación repleta de nidos de aves complementan la belleza de sus aguas cristalinas que van del azul profundo al verde esmeralda.

La que sigue en la mayoría de los rankings es la vecina Baía dos Porcos. Más pequeña y casi sin arena, también es de difícil acceso y en sus orillas se forman piscinas con peces de colores. En frente, el Morro Dois Irmãos completa una de las vistas más tradicionales de la isla.

Brasil Fernando de Noronha.jpg
Los delfines es una de las especies más usuales de este destino de Brasil.

Los delfines es una de las especies más usuales de este destino de Brasil.

La Baía dos Golfinhos, de acceso prohibido, es otro imperdible, aunque solo se la pueda apreciar de lejos, ya que es aquí donde llegan los delfines para reproducirse y descansar.

Entre las playas de “mar de fora” merecen destacarse la Praia do Atalaia, con acceso controlado, donde se aprecia el origen volcánico del archipiélago y, con la marea baja, se forma una gran piscina repleta de vida marina; y la Praia do Leão, elegida por las tortugas marinas para el desove, donde las arenas blancas contrastan con las formaciones rocosas.

Postea en tu Facebook